lunes, 19 de marzo de 2012

Fisher-Price explica en Latinoamérica el proceso detrás de la elaboración de sus productos




La empresa revela los secretos de sus productos

Fisher-Price, la marca líder en juguetes para la primera infancia, revela a las madres de América Latina, las diferentes etapas que recorre un juguete, desde su diseño y fabricación, hasta la interacción que el niño tiene con el producto final.

Estos secretos, constituyen los pilares fundamentales de la marca. Así, cada pilar se cimienta sobre las siguientes temáticas: Investigación y Desarrollo, Opinión de las madres y Observación de los niños al momento del juego, cada una de las cuales aseguran productos de primera calidad, seguros y afines a las preferencias de los niños y sus padres.

La 1º fortaleza de Fisher-Price es su Playlab, un espacio especialmente diseñado para la observación de los niños al momento del juego, primordial para el proceso de análisis y aprobación de cada uno de los productos que Fisher-Price lanza al mercado. 

Fundado en East Aurora en 1951, el área se consolida para conocer los usos e intereses de los niños hacia los juguetes, en un ambiente infantil. Al mismo, asisten niños en etapa prescolar para desarrollar rutinas de juegos, por 2 semanas, después de las cuales se gradúan de “aprobadores de juguetes” (actualmente hay lista de espera de más de 1.300 niños para participar del programa). En el Playlab se analizan más de 4.500 prototipos anuales, de ellos finalmente son lanzados al mercado sólo 450, como producto final.

El 2º gran secreto de Fisher-Price, es su relación con las madres. Son ellas quienes a través de sus experiencias, brindan los elementos necesarios para que el equipo de diseño cree constantemente  nuevas propuestas para satisfacer sus necesidades. En East Aurora, las madres asisten semanalmente a focus groups, en los cuales conversan no sólo de productos, sino también de tendencias, de la crianza de sus hijos, de cómo se comunican entre ellas, y de cómo maximizan su tiempo dado los múltiples roles que asumen las mujeres en la actualidad. Esto ha llevado a la creación de juguetes producto de las necesidades concretas de las madres, como por ejemplo, mesas portátiles para comer adaptables a cualquier silla de comedor.

Por último, el 3º pilar fundamental para Fisher-Price es la observación de los niños al momento del juego. La misma está a cargo de un grupo multidisciplinario, en el que participan los equipos de diseño, marketing e ingeniería, además de los responsables del Playlab. Éstos califican los productos basándose en la observación de la etapa de desarrollo que quieran potenciar. Gracias a este trabajo en conjunto es posible la creación de juguetes que fomentan el desarrollo de los niños e inspiran confianza en los padres.

“Desde Fisher Price, estamos muy orgullosos de poder compartir con todas las madres nuestros secretos que demuestran los patrones de calidad y seguridad que siguen nuestros procesos y, además,  reflejan la importancia que tiene la opinión de las mamás al momento de diseñar un nuevo producto”, afirmó Alejandro Gómez, Gerente de Mercadeo de Infantil y Preescolar para Mattel CASA. 

.

1 comentario:

Miriam dijo...

Me parece una idea estupenda que Fisher price haya llevad a cabo esta acción! siempre va bien saber de dónde vienen los productos que compramps y como se elaboran!